Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

martes, 13 de enero de 2009

Palabras que intentan fotografiar un instante...

Media tarde, después de una ducha caliente, tumbada en un mullido sofá de color verde oscuro de tres plazas, con las piernas [agotadas por el esfuerzo de horas] levantadas sobre un puf que también hace las veces de mesa de centro, envuelta en un albornoz blanco de algodón y, sin embargo, indescriptible suavidad [sensación idéntica a la de tener -que no he tenido nunca- diez mil polluelos de oca dormidos, inmóviles, alrededor de mi piel, sus plumas moviéndose al ritmo de su pequeña y agitada respiración], con el libro a medias descansando sobre mi regazo, zappeando entre diferentes canales del tiempo, que la cosa pintaba mal y había que planear el día siguiente. Estábamos a menos diez pero podía ser mucho peor. Por ejemplo, un poco más al norte: fotos de lugares técnicamente congelados, a menos cincuenta; gruesos de nieve acumulada en formas y lugares imposibles, riesgos y complicaciones, aludes que se llevan gente local, helicópteros que no pueden despegar.
De pronto se interrumpe la programación del canal nacional del pronóstico del tiempo [hora a hora, província a província, precisión quirúrgica] y, tras el warning correspondiente que nos recordaba en letras amarillas y rojas [muy nacional nuestro] que nada de moverse hasta nueva orden, que tod#s quiet#s en su sitio hasta que las dos tormentas se alejen, aparecen a toda pantalla dos frases en mayúsculas de palo seco y caja muy grande:
"SOLO FALTAN TRES MESES
PARA LA PRIMAVERA"
Cuando se vive en penumbra, entre nieblas, vientos fuertes, tempestades y días breves en los que anochece pasadas las cuatro y los colores de acompañamiento son el blanco, el gris, el marrón y el negro, cualquier argumento anima a los millones de pobladores del país. Supongo...
No podría. No para siempre. De visita. Una temporada con una buena excusa [cruzar el mundo para reunirme con la única persona con quien quiero compartir mi tiempo, por ejemplo, sí]. Necesito el sol para vivir...

2 comentarios:

  1. Lapland?? por lo que centas parece aún más arriba... o más abajo segun como se mire...

    ResponderEliminar
  2. A un océano de distancia. Pero casi... ;)

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes