Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

viernes, 3 de diciembre de 2010

Buf. Y mil veces buf.

Déficit de seratonina y no se hable más. La química que debería solucionar este desarreglo cronificado tiene una larga lista de incompatibilidades y efectos secundarios de extensión idéntica a la de medio rollo de papel de plata, por ejemplo. Y el consejo, repetido para que cale: no escuches a tu cuerpo, no hagas caso, adelante con el tratamiento. Asusta un poco, en realidad. Y lo confieso porque así me siento más cómoda, porque no quiero engañar a nadie, mucho menos a mi misma. La melatonina ha fracasado. Y, sin relación alguna con nada de lo anterior, las algias me acompañan desde hace un par de días. Localizadas o abstractas, pero ahi están. A pesar de los tratamientos, persisten. Y aqui estoy, somatizando con impunidad, mientras la cabeza se me llena de caos en los aeropuertos cerrados, l#s afectad#s, el puente largo para algunos y la suerte de no tener que padecer a ese colectivo hoy. También estoy en aprendizaje de tantas otras cosas, un poco cada día, sin estridencias, ni golpes de Tarzán en el pecho. Nada. Silencio. Y suspiro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes