Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

domingo, 17 de julio de 2011

Ese tipo de tristezas...

Como no podría ser de otra manera en un lugar como este, voy a contar mi tristeza porque es del tipo que conocemos casi tod#s, supongo, de las que se vive alguna vez, por lo menos. De las que se pegan al recuerdo y se te empadronan. Es la tristeza del beso, la caricia, el paseo, la cena y el desayuno, la mirada, el contacto lento con la piel que saliste a buscar, la ducha y la certeza. De todo eso y algo más de cuando sabes perfectamente que son los últimos, que no habrá más, hasta el reencuentro. Los que suceden despacio y siguen sorprendiendo. Los que traicionan y desaparecen como las heridas que nunca van a dejar cicatriz [no, ni siquiera en los piratas]. Es la tristeza de vaciar las perchas del armario de ese hotel que casi parece un hogar, como todos los que hemos repartido por esta geografía nuestra y hasta de otros lugares más y menos lejanos. La de reconstruir la maleta, que vació los regalos y se lleva nuevas compras, indfectiblemente. La del abrazo largo detrás de la puerta y la de los besos eternos, incluso la de pagar la cuenta, con la impaciencia de la nueva cuenta atrás que puso en marcha tu inconsciente, como una respuesta automática, para que eso termine, para que vuelva a comenzar y la distancia sea mentira...

5 comentarios:

  1. Suerte de esos resortes a modo de respuesta automática que atenúan en la distancia los tiempos de vuelta a los besos eternos de antes de detrás de la puerta.
    Un beso sparkling.

    ResponderEliminar
  2. La distancia es jodidamente dolorosa.

    Ánimo

    ResponderEliminar
  3. He sufrido pocas distancias...Pero me hago cargo.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que sí, que todos hemos conocido esa tristeza... Y pobre de aquél que nunca la hubiera sentido si no es porque no hubo tras ella distancia y tiempo.

    Es curioso, me recuerda un poco a la línea del último post que he publicado, en el que hablaba (demasiado por encima) de "esos besos" que todos conocemos, como tu tristeza.

    Es curioso que siendo verano se nos peguen así estas nostalgias...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. De una forma u otra he sentido esos besos y abrazos robados, casi como si fuese el último de tu vida. Por suerte para mi, desaparecieron y dieron lugar a una abrazo y unos besos diarios con sabor buenos dias.

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes