Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

jueves, 27 de octubre de 2011

Solo eran las siete...

Ha amanecido despacio, esta mañana, en Barcelona. Con unas enormes nubes en constante transformación y claroscuro, sobre fondo negro, que sobrecogían el alma y hacían presagiar la llegada del invierno, a traición. He salido con prisas, pisando la calle con fuerza y ganas de ir a todas partes, pensando en la maleta que no tengo lista y en las rutas que quedan por inventar. Las calles mojadas, brillantes y negras. Una larga fila de gente de mil nacionalidades se sentaba en el suelo de una pequeña calle de la ciudad, a la espera de que se abriera el organismo correspondiente, conscientes de que era demasiado temprano y habían llegado tarde, tras otros tantos que habían madrugado, encogidos por el frío de la mañana y la humedad permanente. Todas las edades, colores y lenguas. Las mismas preocupaciones y vidas paralelas entre desconocidos. Cada día les veo establecer comunicación, según la afinidad, el humor, la edad o el color de la piel. Charlan y se sonríen, a veces. Otras, en cambio, se enseñan papeles y se explican. Se establecen conexiones y se definen futuros. Son otros mundos que están en este...

sábado, 22 de octubre de 2011

Unas cuantas cosas de hoy...

Cocinar, pasear a solas y no hacer nada. Preguntar química y dormir hasta tarde. Paladear la calma y charlar mientras programo calefacciones, que ya tngo los pies frios. Circular entre gente que ha llenado las tiendas esta tarde y hasta dejarme empujar. Caminar con el sol de cara y cambiar de supermercado para hacer descubrimientos. Interceptar una caricia acompañada de mirada y sentir toda la soledad caminado sobre mi cabeza. Todo por hacer sin querer que el paréntesis acabe...

viernes, 21 de octubre de 2011

Quizá esto tan simple sea la elegancia, al fin y al cabo...

A mi me gusta la gente modesta. La auténtica que toma conciencia de lo mucho que le queda por hacer y aprender frente a lo que ya sabe y conoce. La que no se exhibe e ignora lo que es presumir de conocer a gente importante, que les supongo objeto de admiración precisamente por saberse inferiores. Mira. Cada cual es como es y yo no me meto con nadie. En la vorágine cuasi histérica de hoy, entre llamadas y felicitaciones que únicamente puedo agradecer y repartir, porque hace mucho que entendí que las cosas se ejecutan en equipo y que un# sol# es generalmente inútil, he podido conversar con quien más responsabilidad ha tenido en el puñetazo de ayer y desde el principio ha encontrado el momento para, elegante, explicar [como si yo lo desconociera] cuál ha sido la inestimable colaboración de tod#s y cada un# de quienes han ido interviniendo a lo largo de los años en el procedimiento que ha dado todos los frutos soñados y en un grado de madurez impensable, si se me permite el símil agrícola. Y qué fácil todo. Qué bien debe sentirse tras la consecución del milagro que nos ha regalado... conociendo sus límites y, por supuesto, reconociendo sus limitaciones...

jueves, 20 de octubre de 2011

Esto de vivir...

Hoy vengo a repetir que a mi la vida tiene por costumbre darme puñetazos de suerte, porque los golpes son insuficientes para cuantificar la magnitud de los hechos. Y hoy ha sucedido de nuevo, en un contexto inesperado por lo que podría ser tomado como un milagro. Y es que cuando son los jueces quienes deben tomar decisiones, es en escasas ocasiones en las que la sorpresa es grata. Y hoy ha venido a ser como la sublimación del optimismo, sucediendo el mejor de los escenarios contemplados mientras andábamos haciendo cábalas durante años, largos.


Y el hecho viene a sumarse a una racha -igual de extensa en el tiempo- de la que vengo hablando de vez en cuando aqui [no hay que abundar en la felicidad que me consta que no es grato] y me tiene colocada en el punto de mira de sonrisas y llamadas a las que, lo reconozco, tampoco he aprendido a acostumbrarme.


Y es que vivir es una actividad fantástica a la que no tengo previsto renunciar hasta que se me pasen las ganas, por lo menos...

miércoles, 19 de octubre de 2011

Me recuerdo de antes y no me parezco...

Nos dan miedo los cambios y, sin embargo, modificamos cada día pequeñas cosas hasta que de pronto una vida no tiene nada que ver con la de hace cinco años, por ejemplo. Y es que también nosotr#s mutamos imperceptiblemente y aprendemos y nos dejamos transformar por el entorno, quien nos acompaña, quien nos envuelve y nuestros gestos, ideas y pensamientos se mueven un poco y ni siquiera recordamos quienes fuimos. Van cayendo cirios y lirios blancos por el camino, desaparecen candideces y la confianza en los demás se va perdiendo, mientras crece la que nos tenemos a nosotr#s mism#s. Existen los regalos de las pequeñas cosas y detalles que permiten que la fe se mantenga un poco más, alargándolo en el tiempo con disimulo. Pero [te lo repito de nuevo, porque lo he valorado con atención] nunca me digas que has dejado de amarme y encontraste quien me sustituya. Soy mala perdedora y he aprendido, hoy, que prefiero no saber...

martes, 18 de octubre de 2011

Nunca fue tan fácil demostrarte cuánto te quería...

He conducido hacia otras direcciones y he viajado en compañía. Un paseo por el cielo, entre azules desvaídos y reflejos de sol en el agua de una piscina desierta. Mal entorno para una concentración. Y largas conversaciones de puesta al día y extensas comidas de un tono variado sobre asuntos sobre los que finjo estar interesada o haberlo estado en el pasado mientras solo pienso en ti, como cantaba Víctor Manuel, entre tarareos y una voz poco adecuada para el canto. Caras amigas y momentos de soledad, agradecida. Simultaneando voces, letras y escuchas en directo acerca de temas consabidos que aprendí en un lejano pasado que se me aparece nublado, oscuro y alejado, como corresponde a todo principio en un momento dad0. Participando, a pesar de la fuerza del corazón latiendo nervioso, como pidiendo que me abstenga, pero ahora ya me resulta imposible callar. La diferencia de hoy me ha hecho recordar otro momento igual unos años atrás, en los que pude salir a escape del lugar para salir a tu encuentro, arañando minutos, alargando el tiempo y cruzando la ciudad para estar veinte segundos en tus brazos con las manos entrelazadas y la respiración acelerada...

lunes, 17 de octubre de 2011

Con la salud ni siquiera la broma...

Me he movido entre la euforia y la calma, disparando a un sinfin de frentes bien identificados que me han ido sorprendiendo entre regresos, palabras amables y victorias previsibles. A todo cerdo... Es cuestión de paciencia y de tiempo. L#s farsantes se desenmascaran sol#s, entre torpezas. Y es que el día empezó bien: con palabras de alguien a quien se ha tomado cariño, que ha permanecido en silencio durante semanas y que podrían haber portado mejores noticias, pero hay que ser pacientes y optimistas porque todo debe mejorar, a la vista de la situación en la que nos encontramos ahora mismo. Una jornada de crecimiento personal y profesional, un gimnasio a mi ritmo y sin dirección, una tarde relajada de recuperar la mañana diferente, animando a quienes se me caen a la que me descuido, entre risas y más optimismo, que pintan noticias complicadas y en la distancia. Pero en días como hoy parece que la fuerza titánica sale de debajo de las rocas grandes y pequeñas y se diría que una puede con todo. Y es que el fin de semana ha regenerado, oxigenado y reforzado mientras renovaba otro tipo de votos que se vieron puestos en peligro de pronto, en alerta, amenazantes...

domingo, 16 de octubre de 2011

Sóc de les qui creuen que valdria la pena...

Crec que vares nèixer entre onades de mar blava. Entre aigues, dins del Mediterrani, tan a prop. Crec que un grapat d'anys separen les dates d'un primer plor i les del primer pas i el primer enyor. Crec que hi ha distàncies i tanta proximitat en les geografies, tot tan previsible, encara que cluco els ulls per mirar d'endevinar... També crec que les paraules són comunes i que les teves tenen més cura de les formes i els fons, que les meves són improvisades i a voltes esgarrapades a les presses, amagades i fins i tot captives dels secrets que m'acompanyen i dels que vaig prometre. Sóc capaç de creure que estàs en companyia i en la descoberta, en la soledat de qui troba a faltar el que ha deixat lluny i retroba de tant en tant, quan totes les circumstàncies... I és que crec que valdria la pena...

miércoles, 12 de octubre de 2011

Creerás que te he olvidad o y sin embargo...

Qué bajo va el sol y qué largo tu silencio... Los días se amontonan con cuidado y forman años, que se marcan en la piel y se hunden en el alma. El vacío sigue igual a como me lo regalaste, húmedo de lágrimas y temblando de soledad, aunque nada sirva para anunciarlo, ninguna señal. Pasan los santos y algún aniversario, que yo nunca recuerdo. A pesar de no estar, de alguna forma has permanecido y aqui vas siguiendo. Nadie lo diría, viéndome. Ni siquiera tú debes confiar en eso, en que todo se revisita alguna vez, con cuidado. Y vence alguna tentación y se formulan deseos, apelando a las casualidades y a la fortuna, a la memoria. Qué bajo, el sol, esta tarde...

domingo, 9 de octubre de 2011

Estoy insoportable...

Tengo trabajo por delante. Voy a tener que emplearme a fondo, ahora que sé -aunque nadie lo haya verbalizado aún- que soy mala compañía. Paso de un estado de nervios que es capaz de reconocer una desconocida que coincide conmigo en el gimnasio [un lugar en el que, por lo general, suelo ir a desconectar] a otro de somnolencia en el que acabo por dormirme en cuanto dejo de moverme. Si hay algún médico en la sala, agradeceré que no se precipite con diagnósticos. Ya sé suál es el mio, aunque sepa mal cómo actuar... Y lo cierto es que el veredicto a todo el esfuerzo está ahi, a la vuelta de la semana, agazapado, al acecho. Que la suerte acompañe porque a este paso, además de una vejez dura me está esperando una vida en soledad...

martes, 4 de octubre de 2011

Todo es cuestión de tiempo...

Todo. Todo. Es relativo. Y cuestión de tiempo. De esperar. Y finito, personal, previsible, intransferible. Esperado. Hasta los latidos de un corazón. El amor eterno y algunas amistades. El sentirse bien y los enamoramientos. Una expresión sin arrugas y la piel morena. Las vacaciones y una sonrisa. Las tensiones y ansiedades, los retos. Y hasta que me leas, hasta que me quieras...

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes