Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

jueves, 20 de septiembre de 2012

Paisajes habituales...

Vuelvo a tener el pelo húmedo después de regresar al gimnasio tras tres meses de ausencia. A esta hora y en este lugar mi piel vuelve a oler a ducha [Moussel moussel de Legrain Paris o a La Toja. Espacio publicitario promocionado por Legrain y La Toja] y me siento físicamente cansada, a pesar de que he empezado con calma y sin forzar para mantener las ganas como nuevas. Aunque mi cuerpo grita que fuerce la marcha. No se trata de muscular [cosa que me resulta fácil] si no todo lo contrario. Tonificar, para que mi doctora no tenga razón en el diagnóstico que me regaló hace casi diez años pronosticándome una vejez muy difícil, con la genética y mi espalda escoliótica y artrósica [parezco vieja...] y que me dejó largos minutos incrustada de cintura para abajo en su cómoda silla de diseño a juego con la vanguardista consulta privada, con los TAC, radiografías y similares reposando en mi regazo. Rechacé seguir nadando [ya me lo he nadado todo, en todos los estilos -porque, ya se sabe, los médicos dicen hoy que es bueno lo que hace unos años te habían prohibido con determinación, como el crowl o el aceite de oliva- y hoy tengo el convencimiento de que el cloro que penetra por los poros durante las horas en las que te deslizas en el agua tratada va a pasar factura, como producto químico que es] y opté por tener mi primera vez con un gimnasio de pueblo, pequeño, sin presunciones y con sus limitaciones en espacio, instalaciones y maquinaria. Y sin embargo ha sido mi salvación en tantos sentidos, me ha dado grandes momentos que me habría perdido para siempre y me ha permitido compartir tiempo con gentes normales a las que aprecio de verdad. Vale. No a tod#s, necesariamente. A much#s sí...

5 comentarios:

  1. Vuelta a lo cotidiano. Ejercicio, eso es lo que se supone que más necesito, pero... ¡soy vaga! :)

    ResponderEliminar
  2. Un motivo más para alejarme de la natación...nadar me aburre tremendamente cuando es en plan ejercicio obligado para la espalda.

    Y se ve que nos parecemos en eso de la musculación fácil...en mi caso sobre todo de biceps. Ya lo evito porque quedo rara de narices con biceps y cartucheras...

    Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  3. De Luna: hay que vencer la pereza. Aunque sean largos paseos... :)

    chris: va a gustos pero para mi no quiero ni biceps ni cuadriceps ni nada que acabe en -ceps (y no sean los boletus edulis, que en catalán es así como se llaman...). Aunque eso no está reñido con seguir estando ágil y en forma para aguantar una clase larga de spinning o de padel... Feliz finde, si! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los largos paseos me encantan, para eso no hay pereza que valga. Lo único que no me gusta es darlos sola y mis amigas son todas las de los deportes de moda, el paseo debe de estar muy anticuado.

      Eliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes