Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

viernes, 28 de septiembre de 2012

Reagendado toda la tarde...

He recibido una educación. No sé si exquisita o común. Ni me lo planteo ni me preocupa. Sólo actúo y me sé muchas de las frases bonitas que circulan en Power Points, en libros recopilatorios de mesilla de noche para lectura ligera. Son ya muchos años. No me las sé todas ni pretendo. Pero tengo algunas clavadas a fuego en la piel [no voy tatuada, a quien pueda interesar] y soy practicante. Quiero decir que no sucede aquello de leer, pensar y olvidar; hay principios y valores esenciales, que sigo, implacable. Ahí van un par de ejemplos: "para recibir primero hay que dar" o "no hagas aquello que no te gustaría que te hicieran" o practicar la empatía, decir las cosas con una sonrisa y apostillar con un muchas gracias cualquier intervención humana en todos los ámbitos.
 
Por esa educación de la que hablaba, también soy consecuente. No me gusta practicar lo que critico en los otros, así que mi decisión estaba tomada. No diré que madurada, claro; al menos se había enfriado ["sobretodo no hagas nada en caliente", me habían aconsejado amable y generosamente desde lejos] y eso en mi es un gran paso adelante. Tomada pero sin pensar en alternativas, confieso ahora que ha pasado una parte de lo que he venido buscando y hasta solicitado por escrito.
 
Me he venido abajo y me odio por eso. Me odio por mi y por el género femenino, por haber reforzado el tópico de la mujer que llora en el trabajo para conseguir sus propósitos. No estaba pidiendo nada para mi, estaba exponiendo una queja [enorme, magnificente, crítica con la generalidad del universo empresarial del que formo parte]. Creo que eso es un desagravio para mi y para todas aunque no me consuele. Me he venido abajo por primera vez mientras explicaba con dificultad, frases cortas y grandes pausas, que no me gusta estar donde siento que molesto, que es algo educacional, y que no tenía previsto complicarle la existencia a nadie que se sienta amenazado con mi presencia, mi trayectoria, lo que ha de venirnos a todos. Que me facilitara una salida digna y yo me iría discretamente. Digna económicamente, quiero decir. La otra está sobre la mesa, naturalmente. Cosa de las dos partes.
 
Tenía pensado revisar gastos, cuentas, ajustarme, hasta comprar un coche [lógicamente el mio se quedaba en la que en realidad es su casa, en la empresa] y un teléfono [un última generación que correría idéntica suerte], repasar agenda y retomar proyectos, empezar a luchar en serio en otra parte, bajar los listones, cambiar de vida. Explicárselo de alguna manera a mi ascendiente. Intentar implicar a mis descendientes en nuestro cambio de vida. Pero no me ha dejado. Ha mantenido largos silencios incómodos para ambos mientras yo trataba de reponerme y levantar la mirada, intentado recuperar la dignidad que algún día tuve. Con sus habituales frases cortas ha transmitido un par de ideas, quizá la más relevante es un "no quiero que te vayas", "estás haciendo un trabajo magnífico", "te equivocas" y "tienes una larga trayectoria aqui". Iba a darme un consejo, comenzando por el "yo creo que lo que tienes que hacer es..." y, como siempre, me adelanté: mándame fuera, a uno de nuestros satélites, a Estados Unidos, hablemos de números y me desaparezco... él pensaba en alguna Gerencia, en retenerme. Me ha dado tiempo, me ha pedido que lo pensemos. Me ha citado para un café.

11 comentarios:

  1. A las mujeres nos han educado para que de forma inconsciente suframos y callemos. Eso nos genera un gran sentimiento de culpa si expresamos lo que necesitamos y queremos.

    Es bueno que reflexiones sobre dónde tienes el límite y lo mantengas en función de lo que te diga cuando toméis el café.

    Un abrazo y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  2. Yo envidio esa frialdad práctica de algunas mujeres a la hora de enfrentarse a problemas laborales. Son las menos, no estamos acostumbradas a ser frías.

    ¿Qué significa reagendado?

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Fuerza para tí, UNA PERSONA, con "alias" sparkling!! ¡¡ brilla , pués!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues que quieres que te diga. Que ole tú , y tu ser consecuente.

    ResponderEliminar
  5. chris: ...suframos y callemos... y gustemos... Muchas gracias por tus palabras. En estos momentos se aprecian todavía más... :)

    De Luna: no soy fría. No. Aunque me dicen muy a menudo que lo parezco... ¿Reagendar? volver a buscarle huecos a la agenda. :)

    pepa: gracias... me abruma la fe... ;)

    silbante: mucho se me puede reprochar. Pero eso no. ¿Estás bien? :)

    ResponderEliminar
  6. No te dije que fueras fría, todo lo contrario :)

    ResponderEliminar

  7. Más o menos lo que cuentas me ha pasado a mí pero, en vez de invitarme a un café, lo que me hicieron fué un mobbing tan inesperado, fuerte y destructivo que no estuve al borde de la depre: estuve en ella.
    Mi solución, relativa, fue marcharme a otro sitio y, lo siento soy mala-malísima y el que me la hace me la paga, explicar con pelos, señales y nombres a todo el que quisiera escucharme (o no, me daba igual), contar por qué me había ido del gabinete de un ministro perdiendo la cantidad de dinero que perdía.
    Pero oyes la venganza, que según dicen es un plato que se come frío, no sabes lo curativa que es. En estos casos, claro. No es que sea vengativa por naturaleza.

    ResponderEliminar
  8. ISA: gracias por pasarte y leerte semejante post, largo, intimista y personal. Tu historia no pinta nada bien pero me ha encantado leerla... :D

    ResponderEliminar
  9. y cuál es el final... ¿?

    besos

    mmizar

    ResponderEliminar
  10. mizar: tengo mala suerte. Me salío bien. Y yo que ya pensaba en vidas nuevas y cambios de rutinas... cachis...

    ResponderEliminar
  11. ainsss sparkling... amiga mia.

    tu sabes que te quiero muchísimo, y q te aprecio y admiro aún mas.

    por ello te regalo si vos lo desea "cambios" por un tiempo en trueque de rutinas...

    ;)

    besos

    mizar

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes