Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

miércoles, 23 de enero de 2013

Creo que la palabra exacta seria desolacion...

A veces la vida regala momentos, intensos, largos. Depende. Cinco horas en un box, tumbada en una camilla, a solas, boca arriba, en posicion de espera, dan para pensar, para caer en los miedos viscerales que nos negamos en modo consciente, para apreciar la sequedad de boca y las manos heladas; dan para ponerse en lo peor, para ir cancelando las citas mas inminentes, de una en una, siempre con la esperanza de que no sea nada, de que va a ir rapido y pronto estaras en casa, de que parece que te sientes mejor, el estomago cerrado y vacio, el alma asustada; si no fuera por esta via, que se clava por dentro cada vez que flexionas el brazo... O por esta bata azul, desechable, que nunca sabes si se abrocha por delante o por detras, aunque sea un detalle menor porque la sensacion de ridiculo es cronica... De pronto, la agenda se desmonta, la energia desaparece, los planes se van cayendo, se pierde todo el control sobre el calendario y las alternancias. Las batas blancas, azules y verdes; los instrumentos y geles helados, los ordenadores en reposo, la gente en los pasillos, la lentitud de cada cosa, de cada prueba, de todas las gestiones; las expresiones del personal, entrenadas para que no adivines si algo va mal, que eso lo diran otros compañeros, si procede. Ninguna musica suave que acompañe, moviles posibilitando comunicar el ingreso, en voz moderadamente alta. El trafico en los pasillos y el paseo en silla por la misma planta... Tengo material suficiente para darle miles de vueltas, de momento...

4 comentarios:

  1. Justo estoy escribiendo un post sobre una estancia en un hospital este verano. Ruedas por todas partes, tiempo... y la vida que parece paralizarse ya en el segundo día de ingreso.
    Te debía una visita y aquí estoy, en la sala de espera
    Abrazo
    Etcétera

    ResponderEliminar
  2. Creo en las casualidades. Lo prometo...
    Gracias por pasar y dejar letras y constancia.
    Feliz dia 'normal' fuera de un hospital! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No no no, las casualidades no existen.
      Besos
      Etcétera

      Eliminar
  3. No son muchas las veces en que nos paramos a escuchar lo que nuestra fragilidad nos dice al oído. Me alegra que todo quedara en un susurro.
    Abrazo grande, sparkling.

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes