Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

viernes, 15 de marzo de 2013

Enfados y notas de cata...

Hay abstracciones imposibles y genericidades que no proceden. Hay personas perjudiciales frente a otras, que resultan ser una bendición, un regalo. Hay toxicidades que acaban por desaparecer y por ser olvidadas, a pesar de todos los impactos negativos que dejan, como una estela (y no hablo de la famosa diseñadora hija del celebérrimo cantante, que es sir y que nació en Liverpool), en un paso arrollador, que arrasa, como le sucediera en su momento a Atila. O eso dice la leyenda. Hay mitos que se desmoronan con el primer golpe de la brisa, sin grandes esfuerzos ni vientos huracanados. Eso depende de la consistencia de cada uno, del trasfondo y las intenciones. Fueron depósito de ilusiones o esperanzas; se vieron como ángeles custodios o tutores avanzados; simplemente, también, como acompañantes de viaje. Y, al final del día, humo. Ni señales, ni recuerdos, ni espacios en la lista de los grandes personajes que marcan etapas, cierran ciclos, protagonizan nuestras historias. Al final del día, como digo, momento en el que la enorme cama te recepciona algo fría y te acurrucas en posición fetal para que todos los males que acechan ahí afuera no te encuentren, te superen pasándote de largo, ni te vean ni detecten el olor cítrico de tu piel. Hoy han sido los dulces (ya, no eras de dulce; no lo eras), los salados, amargos (mucho, la verdad), el umami (nota curiosa: es una palabra japonesa que significa "gustoso", se usa en enología para acotar un sabor salado y proteínico que recuerda al del caldo) y el astringente. Todo lo que suele acompañar a las notas de frutos rojos que se encuentran en los tintos y rosados. No se me va el enfado con esta sinopsis de mis dos últimas horas de vida. Podrían haber sido peores pero han estado bien... No se me va el regusto amargo que se me ha quedado impreso en las papilas gustativas. No se va por mucho que bebo agua, como debe ser, para limpiar la boca y que entren nuevos sabores. Qué bonita metáfora...

5 comentarios:

  1. hay puertas que deben ser cerradas, porque ya no llevan a ninguna parte.

    Besos

    Mizar

    :)

    ResponderEliminar
  2. Mizar: tú siempre tan pragmática y realista, guapa... :) Un beso. Muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Se te ha olvidado en ese mapa enológico la palabra "caudalía"; vaya despiste, guapa...
    Un beso.
    :)
    Grande.

    ResponderEliminar
  4. Victoria: en ningún caso pretendía hacer un manual. Si solo soy una aficionada!!! :)

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes