Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

martes, 26 de marzo de 2013

Te echo de menos...

Aún quiere venirse conmigo y a veces improvisamos algún recorrido, que suele repetir lugares porque nunca nos alejamos tanto.  Se monta detrás y a ratos se me abraza fuerte, fuerte. Su pelo largo en perpendicular, sobresaliendo del casco. No para de hablar, de recordar puntos de algún camino y contarme lo que recuerda: si, es aquel campo con tres casas sueltas y una cabaña con un pajar y comida para los animales... Como si fuera fácil, con estas pistas, recobrarlo de la memoria. Me pregunta sobre las historias que llevo a cuestas, del río, los caminos y los perros que un día, hace tanto, salieron a nuestro encuentro por sorpresa y ella era tan pequeña. Se mira en el retrovisor redondo a medida que avanzamos y me cuenta que parece Rudolf, el reno de Papá Noel, porque tiene la cara enrojecida de frío, ganas de llegar a casa y acercarse al fuego, que todos vamos alimentando constantemente. No hace frío, ahora. Hace compañía. Y es que yo estoy extrañando tanto...

2 comentarios:

  1. a su edad y que aún quiera acompañarte ... no tiene precio... :)

    besos

    Mizar

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes