Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

martes, 22 de diciembre de 2015

Bonitas coincidencias, como la M...

Que durmiendoenloscoches.blogspot.com considere que mi comentario improvisado en uno de sus posts suena a Rilke o a Milton me ha hecho dar una voltereta carpada hacia atrás, finalizada en plancha. Un lujo, viniendo de esa mujer que escribe como los ángeles de cualquier asunto, que hoy agradezco con lágrimas en los ojos y el alma convulsa.
 
Me pregunto tantas cosas que me resulta imposible aparecer aquí con la cabeza alta y contarlas. Sí. Me las pregunto. Cosas serias, muy grandes, decisivas y un poco determinantes. Que por el momento he compartido con dos personas, cuya compañía también agradezco con emoción sentida. Las dos tenéis un nombre que empieza por M...
 
Y no hablaré de sigmas ni de epsilones [qué plural más feo, ¿no? igual no es correcto, pienso...].
 
No me sirve que me digas que no piense tanto. Anda, que nos conocemos. Sabes que lo hago, que no dejo de hacerlo, que va en el ADN, en mi código genético, en mi ácido desoxirribonucleico... Que hay cosas que nunca cambian, aunque no quieras acostumbrarte.
 
Podría hablar [con conocimiento de causa, con efecto] de soledades, miedos, lágrimas y frío. De terrazas abiertas en plena ciudad y palabras escritas, adivinando. De la noche sobrevenida entre esperas y de tiempo libre. De momentos de disimular sonrisas, ganas, interés, de reír a carcajadas. De casualidades, de personas que me siguen y de alguna manera me cuidan. Aunque, francamente, nada en el mundo pueda ilusionarme y devolverme la sonrisa, por el momento. Nada. Ni nadie.
 
Tengo la cabeza enredada, llena de trozos de papel, algodón y lana de colores. Tengo que pensar. tengo que decidir. Tengo que llorar un poco más, porque solo salen lágrimas sueltas, de momento. El grueso está aquí dentro, entre el esternón y la frente. Miedo me da que salga, cosa que sucederá cuándo nadie me vea [sube al desván?, que dijo el marido de Ana Belén, por ejemplo]. Y es que yo, a solas, me doy un poco de miedo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes