Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

sábado, 6 de febrero de 2016

Un sábado en la playa...

Nueve kilometros y doce mil pasos. No son firmes, todavía. Cientos de miles de palabras que fluyen cuando hay tanto que decir y preguntas que responder. El viento en la cara y el pelo revuelto. Palas y añorar el verano, correr desnuda en el sur o el no tener frío. Reir por proezas que no lo son tanto pero que nos sorprenden, sentarnos sobre cualquier cosa y admirar el ocaso naranja sobre este Mediterráneo tan lleno de metales pesados, como el aire que respiramos.

Una piensa en alejarse de aquí en cuanto sea posible, si se puede. Y luego se da cuenta de que a veces puede ser imposible...

2 comentarios:

  1. Alejarse de los sitios es a veces tan necesario como respirar el aire fresco del amanecer..y siii..a veces es imposible..al menos tu puedes sentir la brisa del mar en tu piel ...notar alborotado tu pelo y caminar con los pies desnudos sobre una arena mojada
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es la suerte infinita de vivir en esta ciudad, noor... Cierto!
    Besos y burbujas.

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes