Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

martes, 28 de junio de 2016

200 emociones...

Hay personas que por alguna razón incomprensible son cruciales en nuestra vida. Hoy quiero pensar en una de ellas. Se llama M. Es excepcional. Me reservo su nombre completo porque podría ser fácilmente reconocible y la respeto como ella hace conmigo. De hecho, no sabe que escribo sobre ella por lo que no ha podido autorizarme a que la mencione y difunda sus habilidades. No vaya a ser que se le llene la consulta...

Es argentina, dulce y pelirroja. Me cuida y me ha reconocido sin haber tenido apenas tiempo de conocerme, para conocerme. Entró directamente, hasta el fondo. Es uno de esos seres especiales que te miran desde un metro y medio de distancia, te ven y te traducen. No valen las excusas ni las explicaciones. Tampoco hay opción a bablbucear unas cuantas justificaciones, ridículas. Siempre me sueno ridícula. Es simple, para ella: me lee la cara, la expresión, los ojos. Y luego, a pesar de lo que muestra su rostro [un poco de miedo, como cuando creemos estar en zona de pánico y pensamos que no sabremos gestionar algo... A mi me pasa a menudo...], siempre, cada vez, me lanza unas palabras amables. Me ve guapa cuando estoy gris. Elegante, una mañana en la que no me he vestido, solo me he cubierto el cuerpo para salir a vivir. Interesante, con mi puesto intelectual de gafas para la presbicia. Y así...

M. apenas me toca, cuando me tumbo en su camilla. Me quedo dormida, así que no sé qué me hace exactamente. Es una cuestión de confianza. Despierto, muchas cosas se han revuelto [todavía más, si eso era materialmente posible], me hace una pregunta como por descuido y a mi se me escapa, sinóptica, la frase que me resume por completo. Unas palabras, breves y furiosas, que lo explican todo, que la invitan a seguir, a atacar lo que [de todo lo peor] es lo más malo, entonces...

Con ella suelo hablar de emociones y me cuenta que tengo doscientas metidas en mi cabeza, con cuatro piedras angulares, y solo ella puede entretenerse hablándome de mi engreimiento o mi frustración, de mi sensación de inutilidad o mi miedo, de mi desamparo y este desconsuelo, de este infinito proceso de búsqueda y de los desiertos que siento estar cruzando [no hablo de Atacama ni de promesas incumplidas. Es muchísimo más que eso...], de mi forma de auto lesionarme y de maltratarme [nótese que escribo cada palabra consciente de la carga que transporta y saboreándola, porque cada una de ellas es un mundo en sí mismo, que hay que pasear y cabalgar, como vengo haciendo últimamente].

Ella me cuenta, con serenidad y sorpresa, lo malo que arrastro por la fuerza, lo que va en mi ADN, mi propia carga genética. También me recomienda libros que me muero de ganas de leer y subrayar, cuando llegue el momento y tenga el tiempo. Y me mira desde la humildad que solo conocen y dominan quienes están regresando de ese mismo viaje, con la dulzura de quien reconoce el dolor ajeno por haberlo vivido, desde la superioridad de saber que todo pasará, que tiene fin, que es un proceso maravilloso de aprendizaje, que en realidad es útil y refuerza y es una preciosa excusa para escucharse y detenerse. M. y sus regalos...

2 comentarios:

  1. Dar con alguien así es sanador. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Solo con saber que ese ser existe ya ayuda a sanar, ¿verdad?
    Besos y burbujas.

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Aquí está todo...

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes