Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

jueves, 30 de junio de 2016

Tú y yo, antes, fuimos dos hombres...

¿Sabes? me han contado una historia preciosa. No importa si es cierta o no. Me tiene el alma atrapada. Y creo que usaré la palabra alma varias veces, hoy. No tiene sinónimo, ni nada que se le parezca, ninguna otra lleva la misma carga ni tiene un significado ni siquiera parecido... Somos alma...

Fuimos dos hombres. Antes de ser lo que somos hoy, dos espléndidas mujeres, lo que hemos sido. No sé cuándo ni cómo se ubica la historia en el tiempo ni en el espacio. Éramos hombres y trabajábamos juntos. Muy juntos. Existía relación jerárquica y de confianza y yo era la parte débil. El eslabón frágil, en el que te apoyabas. Me tenías sometido [faceta transgénero nueva para mi, que la uso por primera vez; suena raro] y, mucho más que eso, vejado. Me hablaron de sadismo y de una violación, desconozco si en singular o en plural. Abusabas de mi, en resumen. Me forzabas, disponías de mi, me utilizabas. Obteníamos cierto placer en ese juego prohibido.

Fue ésa una relación invencible, insuperable, inexplicable, de dominación y poder y sometimiento. De atracciones viscerales, de miedos, de pánico mutuo y recíproco. Yo te temía y te buscaba. Tú me buscabas y sentías miedo de tus sentimientos, de lo que sentías por mi. No nos reconocíamos y, sin embargo, no podíamos alejarnos apenas nada.

Mi alma estaba cautiva, como la tuya. Todo lo demás era puro divertimento. Sin grandes éxitos porque la atracción y la materialización sexual de esa relación increíble, imposible, se lo llevaba todo por delante y no existía placer si no era contigo, si no era en ti, en tus manos, a tus órdenes. No existía hogar ni casa ni tierra si no era en tus brazos.

Y me explicaron, también, cómo gestionar las emociones, la relación y la mejor forma de calmar el alma...

8 comentarios:

  1. Uhmmm...regresiones a vidas pasadas y un presente que intuyo pasional y apasionante. No parece pintar mal este verano para ti, sparkling (;
    Un abrazo centrípeto y deseos de un verano extraordinario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apasionante, verdad, querida Silbante?
      Te devuelvo los abrazos y guárdate del calor extremo. Te necesito en forma...

      Eliminar
  2. Regresiones a vidas pasadas, constelaciones familiares, reiki, hilos rojos...como nos gusta creer en el destino y en los
    cuentos de hadas. Todo menos buscar la aguja donde realmente la perdimos. Estoy de un desencanto insoportable. Lo sé. Buen verano, Spark.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, cereza!!! Si sabes dónde perdí la aguja, habérmelo dicho antes!!!!
      No te desencantes. Sigue adelante. Primero un pie, luego el otro. Y a caminar caminos...
      Un beso. Y burbujas.

      Eliminar
  3. Fascinante. Perturbadora. Como NO todas las relaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una bonita relación, al fin y al cabo...
      Anónimo: deja el anonimato, anda...!
      Gracias por passr. :)

      Eliminar
  4. Cómo será eso de vidas pasadas?. Desde este inclemente invierno, un beso.

    ResponderEliminar
  5. Fascinante vuestro invierno, Fiorella, en este calor extremo español.
    Gracias por regresar, querida...
    Besos y burbujas.

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes