Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

sábado, 12 de abril de 2014

Anillo de casados...

Él es el viudo de una amiga a la que extraño a menudo. Vecino de calle. Nos vemos poco. Acabamos de coincidir en el supermercado que compartía con ella, ahora con él. El tiempo ha pasado para los dos y a él se le nota que le falta el toque femenino, que le cuiden. Barba de un par de días. A mi no sé qué me debe haber notado pero ha mostrado abiertamente cierto interés por mi. Por un igual, alguien familiar, que le comprendía, con quien hablar de ella. Alargaba la conversación, sacando temas. Movía, nervioso, las manos al hablarme de sus dos hijos adolescentes, de su cuñado ultra conocido, atropelladamemte, cada vez más nervioso. Y de pronto ví en su mano izquierda el anillo de casado. Me he fundido por dentro. Y se lo he comentado, con cara de tonta... Feliz, ha contestado que naturalmente que lo llevaba, que era suyo, que su casa estaba igual que cuando ella vivía, las mismas fotos, que no pensaba quitárselo. He tenido que hacerle callar con dos besos. Me he puesto a llorar, entre las madalenas y los palitos de pipas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes