Aquí se viene a jugar con las palabras. A vaciar nostalgias. A comprender miradas y silencios. A compartir sin disfraces. Con seudónimo pero el alma verdadera...

domingo, 10 de abril de 2016

Las cosas sucedían sin mi participación...

Lo dice Julieta, en uno de los momentos cruciales de la última peli del director manchego, que coloca una copa de vino en todos los planos en los que resulta verosímil. Un guiño a su tierra, imagino. Me he identificado con ella, la protagonista, y con su voz en off, su cara triste y su alma devastada. Una no se identifica con esa frase miserable si antes no ha dado muchas vueltas por el fondo de todo y supongo que pasará desapercibida a la generalidad, por esa misma razón. No somos tantos, al final, los tocados...

De pronto, dejas de participar en el cada día, en tu propia vida, en la de los demás. Y de repente, sin darte demasiada cuenta, solo quieres salir huyendo, escapada, revuelta y con el desorden en el pelo,  pero no tienes idea de a dónde, hacia qué ni siquiera por qué te está pasando todo eso a ti, precisamente, curiosamente. La vida va siguiendo y se mezclan el día y la tarde con la noche insomne, miras a través de alguna ventana, sin ver, puede ser otoño, o no. Se te pierde la mirada. Tal vez llueve, quizá resbalas lágrimas o se escapa una mueca que ni siquiera sabe, alcanza a ser sonrisa.

Apenas existes, quizá solo sobrevives sin ser consciente de nada y no intervienes ni participas, no opinas ni juegas y te arrastras, dejándote llevar, permitiendo que otros se ocupen de ti, de tu viabilidad, de perpetuarte, procurando que las emociones no se presenten, que ahora no hacen ningún bien. Supervivencia. Y nada más. Fluctúas. Malvives.

Confieso que he ido sintiendo eso, igual que las ganas de correr estando sentada en mi propia mesa. Todo sigue en bucle y yo no he llegado, no he terminado, no puedo parar. No es el final porque este caos no puede serlo y trato de llenarlo mientras se vacía. Inquietante, el proceso. Lo aseguro. Lo lloro con lágrimas pequeñas, como sin querer. Yo, que no sé llorar más que en casos de auténtica desesperación...


1 comentario:

  1. Correr como vaca sin cencerro...
    MSM. Movimiento Surrealista Manchego. Totalmente almodovariano. Te he apuntado: ya conoces la tierra roja. El cielo azul. La plaza al sol. Y los matices del vino. Te das cuenta de que Julia es casi Julieta?
    Una sonrisa, S.
    Va... :)

    ResponderEliminar

No serás de l#s que creen que intimido y por eso no comentan nunca, ¿verdad? :) ¡¡Venga!! ¡¡Anímate!!

Follow by Email

Se ha producido un error en este gadget.

Acerca de los datos personales

Mi foto
Si. Claro. Cómo si fuera tan fácil hacer una definición completa y, además, ecuánime de una misma a estas alturas de la vida... Creo que, por lo menos, necesitaría un fin de semana. ¿Hace? ¿Si? :)

Por si se pierde algo...

24log

Free clock for your web page relojes web
Besucherzähler
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Number of online users in last 3 minutes Number of online users in last 3 minutes